Vencer el desengaño democrático

Categoría: Editorial, EPSI01
enero 1 2012

No fueron pocos ni pequeños los avances democráticos que tuvo México durante el último cuarto del siglo pasado sobre todo en su último lustro. Se entró a una etapa de elecciones competidas, organizadas y sancionadas por órganos autónomos, que trajeron pluralidad a las Cámaras del Congreso de la Unión y que abrieron paso a la alternancia tras setenta años de hegemonía de un solo partido. Sin embargo, tan solo diez años después, el justificado optimismo de entonces se ha desgastado e incluso no faltan voces que alertan sobre regresiones y ánimos restauradores.

Es verdad que las inmensas expectativas creadas con la transición idealizaron un sistema que, al obligar a los acuerdos en la pluralidad, es de naturaleza ríspida, tirante, conflictiva. La democracia no evita las divergencias sino que éstas forman parte de ellas y deben procesarse mediante el diálogo y la negociación que no evitan la confrontación elocuente, propia de sociedades libres.

A esa virtud se le suele presentar como vicio. Pero el problema no se reduce a ello, a la incomprensión y falta de costumbre acerca de las maneras de la democracia. El desengaño de buena parte de la sociedad mexicana se debe también a otras razones: a la falta de resultados e incapacidad gubernamental para enfrentar con éxito los problemas apremiantes del país, a la reproducción de prácticas nefastas del viejo régimen por parte de gobiernos que llegaron con la bandera de la democracia y a la generación de nichos autoritarios que, lejos de debilitarse con los cambios democráticos, se fortalecieron.

Si antes los poderes fácticos eran de alguna manera controlados o, al menos, equilibrados por el poder presidencial, ahora algunos se ven fortalecidos y dominantes. Por otra parte, los gobernadores tienen en sus estados las facultades metaconstitucionales que antes tenía el Presidente de la República y con frecuencia anulan la división de poderes, controlan a los órganos que por ley debieran ser autónomos, manejan algunos medios de comunicación e,  incluso, a ciertos partidos de oposición. Y cuando los gobernadores no concentran el poder es porque se los disputa la delincuencia organizada. La violencia desbordada es otra amenaza a la democracia, como también lo es el crecimiento reducido de la economía, la mala distribución del ingreso y la consiguiente extensión de la pobreza.

La falta de mayorías estables en el Congreso de la Unión y la batalla de culpas desatadas entre poderes por la falta de soluciones han generado un fuerte desprestigio hacia los legisladores, quienes, por otra parte, tampoco han hecho mucho para revertirla. Ante esa situación, un grupo de diputados del PRI cercanos a Enrique Peña Nieto presentaron una iniciativa de reforma constitucional que ha sido defendida públicamente por éste. Me refiero a la llamada “cláusula de gobernabilidad” que de manera artificial le otorga el 50% +1 de las Cámaras al partido del Presidente para que éste pueda aprobar sin negociar con otras fuerzas políticas sus propuestas. Es decir, restaurar la columna vertebral del viaje régimen.

En contraste con la “cláusula de gobernabilidad”, senadores y diputados de los principales partidos ingresaron una iniciativa que alienta la conformación de mayorías estables sin atentar contra la pluralidad del país. La posibilidad de conformar “gobiernos de coalición” con programa y gabinete aprobados por el Congreso es una solución que fortalece la democracia promoviendo la corresponsabilidad en la conducción del país, y que deberían complementarse con los cuatro puntos de la “reforma política ya ”. Un paso hacia el parlamentarismo que bien pudiera ser planteado como el punto de llegada de nuestra todavía incipiente democracia para que deje de zozobrar en las aguas descompuestas del presidencialismo anacrónico y disfuncional que padecemos.

Fernando Belaunzarán Méndez

Fernando Belaunzarán Méndez

Licenciado en Filosofía por la UNAM. Secretario de Formación Política del CEN-PRD, Diputado Federal en la LXII Legislatura.
Fernando Belaunzarán Méndez

Latest posts by Fernando Belaunzarán Méndez (see all)

Compartir por Whatsapp:

México: Militarismo y Guardia Nacional


Sígueme en Twitter


Dirección: Av. Baja California No. 317, 2do. piso, Col. Hipódromo Condesa, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06100 | Tel. 7159-4369

El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook