Representación social de la diabetes en estudiantes universitarios

Mejor es la salud que nunca se perdió.
Séneca

• Armand es un chico deportista y piensa que nunca le podrá dar diabetes.

• Yesica conoce muy poco sobre esta enfermedad, aunque uno de sus padres la padece, no tiene idea de los medicamentos que toma.

• Víctor es un hombre dedicado al estudio y pasa largos periodos de tiempo sin comer y con una dieta rica en grasas y azúcares.

• Verónica desconoce que existen diferentes tipos de diabetes.

• Edelmira hace poco ejercicio y cree que la diabetes sólo la padecen personas mayores.

Todos ellos son estudiantes universitarios que se consideran sanos; sobre la diabetes, no la precisan con claridad holística (etiología, diagnóstico, tratamiento, consecuencias y prevención) y sólo tienen elementos genéricos y poco precisos, cuya fuente son sus grupos familiares o escolares y poco informados con respecto al esquema médico. A lo largo del presente artículo se describen algunas características genéricas que los estudiantes tienen.

Antecedentes

La diabetes es una enfermedad crónica que a nivel mundial afecta a 422 millones de personas adultas. En las 3 últimas décadas aumentó su prevalencia en paralelo a la obesidad y el sobrepeso, siendo que de 4.7% en 1980 aumentó a 8.5% en 2014 en personas mayores de 18 años. Se estima que en 2015 fue causa de 1.6 millones de muertes, se registró que los países de ingresos bajos y medios tienen mayor índice de mortalidad. La OMS estima que para el 2030 será la séptima causa de mortalidad (OMS, 2017).

En México, la diabetes es una de las principales causas de muerte, con un índice de 80 mil muertes por año de personas menores a 70 años. Según con los datos dados por la Federación Mexicana de Diabetes (2014), los estados que presentan mayor número de personas con diabetes son la Ciudad de México, Durango, Nuevo León, Veracruz, Tamaulipas y San Luis Potosí. Lo cual representa un gasto en el país de 3 mil 430 millones de dólares en cuanto al tratamiento y complicaciones.

Las cifras pueden reducirse entre el 34% y 43% si se disminuye el peso corporal, se realiza actividad física y se tiene una dieta adecuada (Federación Mexicana de Diabetes, 2014).

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual los niveles de azúcar en la sangre son elevados debido a que el páncreas no produce la cantidad suficiente de insulina para regular el azúcar que se ingiere. La insulina es una hormona que transporta la glucosa, las proteínas y la grasa, que se obtiene de los alimentos, a través del torrente sanguíneo hasta el músculo, entra a las células para producir energía. Esta hormona es producida en el páncreas por un grupo de células denominadas células β (beta), éstas, además de regular la entrada de glucosa, impiden la producción excesiva de esta por parte del hígado (Arellano y Otros. 1999).

En los pacientes con diabetes, el cuerpo no puede movilizar la glucosa (azúcar) de la sangre a las células, esto puede ser causado porque hay una resistencia a la insulina, el cuerpo no produce la insulina suficiente o incluso ambas causas. Estos pacientes presentan falta de energía y pérdida de peso.

¿Cómo se detecta?

Existen tres tipos de pruebas que se utilizan para detectar esta enfermedad, estas son:

• Glucemia en ayunas: Mide la cantidad de glucosa en la sangre, después de 8 horas de ayuno y descanso nocturno (Cano, 1993). Se diagnostica diabetes si el nivel de glucosa en ayunas es mayor a 126 mg/dl. Se considera prediabetes si la glucosa en ayunas esta entre 100 a 126 mg/dl.

• Hemoglobina A1c: Es una prueba de análisis de sangre para diagnosticar diabetes tipo o prediabetes (MedlinePlus, 2015). Lo normal es menos de 5.7%, se considera prediabetes cuando esta entre 5.7% y 6.4%, y diabetes cuando está en 6.5% o más alto.

• Prueba de tolerancia a la glucosa oral: es un método para observar cómo se descompone el azúcar en la sangre, se toma en dos fases. Primero se toma una muestra de sangre antes de tomar algún liquido dulce, posteriormente se toma algún líquido y 30 min después se vuelve a tomar una muestra de sangre (MedlinePlus, 2015). Regularmente se utiliza para diagnosticar diabetes tipo dos. La cual se diagnostica si el nivel de glucosa es mayor a 200 mg/dl después de dos horas de haber tomado una bebida azucarada.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1:

El cuerpo no produce insulina debido a que el sistema inmune destruye las células del páncreas que la producen, se da regularmente en niños y adultos jóvenes menores a 20 años, aunque se han presentado casos en los que este tipo de diabetes se manifiesta en la edad adulta. La mayoría de los pacientes que la presentan son delgados. “En los pacientes con DM1 el cuerpo no elabora insulina. Cuando falta insulina, el azúcar no puede entrar en las células para producir energía” (Aude,2004). Se desconocen las causas de este tipo de diabetes por lo tanto no se puede prevenir. Sus síntomas son: poliuria (orina excesiva), polidipsia (sed excesiva), polifagia (hambre constante), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio (OMS, 2017).
Se puede controlar administrando inyecciones de insulina. De no recibir el tratamiento adecuado la enfermedad agravaría desarrollando cetoacidosis, el cual es un padecimiento en donde cambia la acides de la sangre, y que es mortal. Este tipo de diabetes la presentan entre el 5 y 15% de la población total de diabéticos. (Arellano y Otros. 1999).

Diabetes tipo 2:

Es el tipo más común de diabetes. La mayoría de los pacientes tienen obesidad. Los síntomas se presentan de forma gradual, el cuerpo produce poca insulina o se resiste a ésta. Y como consecuencia de esa poca producción de insulina, la glucosa se eleva en la sangre anormalmente causando complicaciones a corto o largo plazo (Aude,2004). Los síntomas pueden ser igual a los de la diabetes tipo 1 pero en menor intensidad por lo que puede detectarse hasta que está muy avanzada (OMS, 2017). Se controla con un cambio de hábitos alimenticios y medicamentos ingeridos de forma oral. Regularmente se presenta en personas de mediana edad o en la vejez. La padecen entre el 85% y 95% de las personas diagnosticadas con diabetes (Arellano y Otros. 1999).

Diabetes gestacional:

Se da en el embarazo, con el antecedente de que la madre no la padecía antes de concebir al feto. Se caracteriza por la hiperglucemia (OMS, 2017). Se da bebido a que las hormonas de la placenta impiden que se produzca o se utilice la insulina que el cuerpo necesita para regular el azúcar en la sangre. Tiende a desaparecer después del embarazo, pero la mujer que lo padeció tiene más probabilidades de padecer diabetes tipo dos en algún momento de su vida (NIDDK, s.f.). Suele controlarse con un cambio en la alimentación de la madre y en casos graves con medicamento o administración de insulina (OMS, 2017).
Las mujeres con alta probabilidad de padecer diabetes gestacional son aquellas que tienen familiares con diabetes, presentan hipertensión, sobrepeso, aumento excesivo de peso durante el embarazo, presentan demasiado líquido amniótico, tienen más de 25 años, tuvieron aborto espontáneo, dieron a luz a un bebé con un peso mayor a 4 kg o pertenecen a un grupo de riesgo como latinos, asiáticos americanos, nativoamericanos, afroamericanos o del pacífico (MedlinePlus, 2015).

La pre-diabetes es una modalidad de la diabetes en la cual los índices de glucosa en la sangre son más altos de lo normal, pero menores a los índices establecidos para el diagnóstico de la enfermedad.

Consecuencias de la diabetes

La mayoría de los pacientes con obesidad, diagnosticados con diabetes, presentan resistencia progresiva a la insulina. Sus órganos se cierran a la glucosa lo que ocasiona una sobre estimulación del páncreas, esto produce la hiperinsulinemia, lo cual se traduce en un ciclo en el cual el paciente ingiera alimentos descontroladamente, lo cual propicia la formación de tejido adiposo que es resistente a la insulina.

Entre el 40 y 60 % de la población diabética presenta hipertensión arterial (HTA). La HTA presenta en los pacientes con diabetes: mortalidad cardiovascular; por cardiopatía, isquemia y accidentes vasculares cerebrales. Otra de las consecuencias que se presentan es la retinopatía, la cual es una afectación en los vasos sanguíneos de la retina, sin mencionar otras afectaciones en los ojos como cataratas prematuras y glaucoma. El pie diabético es otra de las consecuencias de la diabetes, causado por la pérdida de sensibilidad por nefropatía (Cano, 1993).

En lo social, existe un cambio en las rutinas cotidianas del paciente, lo cual repercute en sus interacciones. Lo económico es debido al costo de los medicamentos y el hecho de que es de por vida, sin mencionar que deben cambiar sus hábitos alimenticios, su calidad de vida en el sentido de que deben ir a chequeos médicos, deben realizarse pruebas de glucosa e ir al nutriólogo. Aunado al alto número de incapacidades e invalidez, ausentismo laboral y un alto costo de la atención médica.

¿Qué es la representación social?

El estudio de las Representaciones Sociales tiene sus orígenes con el sociólogo Emile Durkheim y fue continuado por Serge Moscovici (1961), y tienen una función múltiple:

• Son una representación de la realidad,

• Son un sistema de valores,

• Es una serie de nociones y prácticas que proporcionan a los individuos los medios para orientarse en el contexto social y material, para dominarlo;

• son un corpus organizado de conocimientos y una de las actividades psíquicas gracias a las cuales los hombres se integran en un grupo o en una relación cotidiana de intercambios,

• liberan los poderes de la imaginación, y

• tienen un origen y una estructura.

Representación social de la diabetes en estudiantes de la UAM-I

Dado que las cifras apuntan a que las personas afectadas con diabetes son jóvenes mayores a 18 años, es importante conocer cómo es que este grupo de edad concibe la enfermedad, para poder implementar medidas preventivas. Por lo que se realizó una investigación utilizando la teoría de
la representación social, la cual se define como modelos de categorización y explicación de las relaciones sociales entre objetos sociales (Moscovici, 1961).

Se encontró que la representación social de los estudiantes está mediada por elementos que fueron socializados en sus grupos de pertenencia, mismos que fueron tomados del esquema médico y reinterpretado por ellos de manera que están socializados en un lenguaje cotidiano que ayuda a la comprensión de su realidad. La representación social, para la psicología social, es parte de una forma del pensamiento llamado conocimiento de sentido común. En el cual un objeto, en el caso de este estudio la diabetes, se interpreta según la ideología de un grupo. En este caso el grupo es la comunidad estudiantil de la UAM-I.

En general se detectó que existe mucha desinformación en torno al tema: los estudiantes tienen confusión de los tipos de diabetes y sus causas. La diabetes para ellos se representa como una enfermedad que se caracteriza por: la hiperglucemia, la obesidad, el sobrepeso y la alimentación poco saludable.

Sin embargo, desconocen que también está mediada por la etiología, el diagnóstico, el tratamiento y las consecuencias generadas por la enfermedad. Todas éstas se diferencian del esquema médico debido a que están reinterpretadas de tal forma que no son comprendidas en su totalidad por el grupo de estudiantes.

Como menciona Jodelet, una de las principales exponentes de las representaciones sociales, éstas se construyen a partir de experiencias, de la información y del conocimiento que se tiene sobre el objeto a representar (Ibañez, 1994). En las entrevistas a profundidad levantadas, se pudo notar que varios de los entrevistados retomaban conocimientos adquiridos por experiencias familiares relacionadas con la diabetes en algunos casos conocimientos adquiridos en clases. Sólo por mencionar algunos ejemplos: cuando se hizo la pregunta ¿Qué es lo primero que se te viene a la mente al escuchar la palabra diabetes? Una de las entrevistadas respondió con base en la experiencia que ha vivido con sus abuelos.

Bueno, mis abuelitos padecen de diabetes y veo cómo requieren de ciertos cuidados y como… pues no sé, a mí se me viene a la mente cuando escucho la enfermedad diabetes, la piel como que se les reseca, como sufren en ese aspecto.

Otro de los entrevistados hizo mención de los conocimientos que ha adquirido socialmente.

Bueno, por lo que he escuchado, es una consecuencia de la obesidad que se puede heredar y tiene que ver con la ingesta de grasas y esas cosas.

Al preguntar sobre los tipos de diabetes, uno de los entrevistados respondió que conocía dos tipos de diabetes, debido a que lo había escuchado en sus clases.

Tipo A y tipo B son los únicos que conozco […] sólo porque lo escuché en algunas clases, pero no, no sé ¿cuál es cuál?

Se pudo identificar que la representación social de la diabetes en estudiantes universitarios está construida por los conocimientos adquiridos en sus grupos y por el contexto social al que pertenecen, debido a que conllevan posturas e ideologías. Forman parte de la memoria colectiva que se conforma de creencias y valores, y que se transmite a través de la comunicación (Ibáñez, 1994).

Los resultados dejan ver que en la representación social de los estudiantes hay elementos del esquema médico como, por ejemplo:

• En la etiología: La predisposición genética en la diabetes tipo 1; y la inactividad física y la obesidad, en la del tipo dos.

• En el diagnóstico: En las pruebas solamente de tolerancia a la glucosa oral.

• En los síntomas: el cansancio, la ansiedad por comer y las alteraciones en el peso.

• Describieron que los principales sistemas afectados son: el sistema nervioso, digestivo, sensorial, óseo, urinario y circulatorio.

• En el tratamiento: que se debe llevar con medicamento, dieta y ejercicio. Aunque no se especifican los tipos de diabetes.

• En las consecuencias: se mencionaron las económicas, sociales y físicas, destacando que en las consecuencias físicas se encontraba la muerte, afectaciones en el sistema digestivo, afectaciones en la piel, alteraciones en el sistema circulatorio, alteraciones en la alimentación y coma diabético, aunque no se especifican los tipos de diabetes.

Sin embargo, los elementos objetivados en la representación social (núcleo figurativo) forman parte de un todo no ordenado, diferente que se tiene en el esquema médico. Se presentaron conceptos como:

• La hipoglucemia como parte de las causas de la diabetes,

• Las pruebas con glucómetro como parte de la detección de la enfermedad,

• Los síntomas las alteraciones del sueño y pie diabético,

• La utilización de tratamientos naturistas.

• La disfunción eréctil y los desmayos como parte de las consecuencias físicas (Figura 1). Sin tener una comprensión global de la enfermedad.

Estos elementos están interpretados a través de la experiencia, el contexto y la ideología de los sujetos. Asimismo forman parte de la imagen mental que se tiene de la diabetes. A esto se le conoce como objetivación, dado que se toman elementos del objeto y se descontextualizan algunos datos, se hacen notar aspectos conocidos por el grupo, para apropiarse de esas características y crearse una imagen mental atribuyéndole a esas características significados que van de acuerdo con la ideología del grupo social (Páez, 1987).

Otros autores han ampliado esta visión de las Representaciones
Sociales (RS):

• Una RS, reflejaba diferentes posiciones ideológicas, según los diversos grupos sociales (León, 2002).

• No sólo son un producto de la ideación grupal sino también un proceso, una forma de entender y comunicar lo que sabemos (Álvaro & Garrido, 2003).

• Son modelos imaginarios de evaluación, de categorización y de explicación de las relaciones sociales entre objetos sociales, particularmente entre grupos, que conducen hacia normas y decisiones colectivas de acción, siempre está estructurada, y las opiniones en torno a ella, reflejan elementos emocionales que a su vez provocan comportamientos específicos y funciona como proceso de distinción y comparación entre grupos (Di Giacomo, 1981).

• Designan una forma de pensamiento social (Jodelet, 1984).

• Es un proceso de elaboración perceptiva y mental de la realidad que transforma los objetos sociales (personas, contextos, situaciones) en categorías simbólicas (valores, creencias, ideologías) (Fischer, 1990).

• Son todo tipo de creencias, opiniones, ideologías o pensamiento de sentido común, que nos permite enfrentar un objeto o situación social que altera nuestra estabilidad cognitivo-afectiva, justificando nuestra conducta ante dicho objeto (Fischer, 1990).

• Son también una forma de pensamiento construido en la interacción social, en los procesos de comunicación que permite a los individuos entender, interpretar, orientar y justificar su conducta (León, 2002).

• No es solo una reproducción mental, que se limita a la simple imagen de un objeto como algo externo, sino que es una construcción inseparable de la actividad simbólica de cada sujeto y que conlleva toda una carga ideológica y afectiva alrededor de dicho objeto (Herzlich, 1975).

• Son estructuras cognitivo-afectivas que sirven para entender el medio social, con mayor peso en el elemento afectivo, en tanto una estructura cognitiva de otorgarle un sentido al medio, y sirven de guía o plan para las conductas (Páez, 1987).

• En una representación social de un objeto social no implica una sola forma de explicación de sentido común compartida por toda la sociedad, sino diferentes representaciones que coexisten en esa misma sociedad. Es decir, cada grupo construye y comparte su forma de representación del objeto social (León, 2002).

• Su contenido es primeramente cognitivo y tiene un carácter significativo (Fischer, 1990)

• Existe una jerarquización de elementos en torno al núcleo figurativo (Herzlich, 1975)

• La Representación Social siempre varía entre sujetos y entre grupos (Herzlich, 1975), y muestra una actitud hacia el objeto, la evaluación positiva o negativa, y es donde se expresa la parte emocional y afectiva.

A manera de reflexión final

La presente investigación da cuenta de la Representación Social de la Diabetes de los estudiantes de la UAMI. Se muestran dos formas de ver la realidad, una por parte de los estudiantes y otra muy distinta correspondiente a la descripción mostrada en la bibliografía médica.

Asimismo sirve para comprender cómo es que los jóvenes ven esta enfermedad, la cercanía que tienen con ella y el cómo se ven en un futuro, dado que solo algunos mencionaron que podrían padecerla por herencia familiar, pero otros más no la consideran como una enfermedad que podrían padecer. Este trabajo puede ser de utilidad para construir campañas para la difusión de información, que ayuden a los estudiantes a comprender más a fondo la enfermedad en su formato holístico, con la finalidad de prevenirla, entenderla o en su caso de saber cómo tratarla.

En general, existe confusión y desinformación en torno al tema, sobre todo en los tipos de diabetes, en qué consiste, sus orígenes y sus consecuencia. Por ello, es importante y necesario difundir más información en la comunidad universitaria sobre la etiología, diagnóstico, tratamiento, consecuencias y prevención de la misma.

Lo anterior podrá lograrse con el apoyo de las autoridades actuales haciendo llegar a la comunidad universitaria información: clara, amena y sencilla para llamar su atención. Se propone la creación de carteles y talleres, esto con el propósito de reducir las cifras de mortalidad que hay en el país y contar con estudiantes más sanos.

Bibliografía

Álvaro, J., Garrido, A. (2003). La Teoría de las Representaciones Sociales en Psicología Social: Perspectivas Psicológicas y Sociológicas, España: Mc Graw Hill.

Aude Rueda, O (2004). Cocina Para Diabéticos. México. Ed. Selector

American Diabetes Asossiation, S.f. recuperado de: https://bit.ly/1js8nvV

Anuario estadístico (2016). Universidad Autónoma Metropolitana. Visto el 9 de abril del 2018. En Web: https://bit.ly/2MczzTR

Cano-Pérez J.F. (1993). Guía de la Diabetes tipo dos: Recomendaciones clínicas con nivel de evidencia. Barcelona, España. Ed. Elsevier Masson

Diabetes en México. (2014) recuperado de: https://bit.ly/2cjl6sm

Di Giacomo, P. (1981). Teoría y métodos de las representaciones sociales, en: Páez y otros, Pensamiento, individuo y sociedad: cognición y representación social. Madrid: fundamentos.

Debus M. (1988) Manual para excelencia en la investigación mediante grupos focales, Editorial Academia para el desarrollo Educativo Healthcom, Washington, DC.

Fischer, G. (1990). Psicología social, conceptos fundamentales. Madrid. Ediciones Narcea, S.A.

Herzlich, C. (1975). La Representación Social: sentido del concepto en Introducción a la Psicología social. Moscovici coordinador. Barcelona: Editorial Planeta

Jodelet, Denise. La Representación Social: Fenómenos, Conceptos y Teoría. En: Moscovici, S. (1961) Psicología social. Paris: PUF

Moscovici, Serge. (1986) Psicología Social II, Pensamiento y vida social, psicología social y problemas sociales. Ediciones Paidós, Barcelona, México y Buenos Aires.

León, M. (2002). Representaciones sociales: actitudes, creencias, comunicación y creencia social en Psicología Social, Morales y Páez coord. Argentina: Prentice Hall.

Lifshitz Alberto. (2008), El ejercicio actual de la medicina, Diabetes Mellitus, recuperado de:

MedlinePlus (2015) Diabetes, Biblioteca Nacional de Medicina de los E.U.A., consultado el 26 de julio del 2017, en red: https://bit.ly/2aTssAD

Moscovici, S. (1961, 1edicion original/1979 publicación en castellano de la 2eda edición de 1976). El psicoanálisis, su imagen y su público. Buenos aires: Huemul.

Moscovici, S. (1979). El psicoanálisis, su imagen y su público. Buenos Aires, Argentina: Huemul S.A.

Nadelsticher A. (1983) Técnicas para la construcción de cuestionarios de actitudes y opción múltiple, Cuadernos del Instituto Nacional de Ciencias Penales, México. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (S.F.) visto el 20 de noviembre del 2017 En Web: https://bit.ly/2bfPZcBç

OMS (2017). Diabetes. Consultado el 9 de abril del 2018. En red: https://bit.ly/1pNe2SA

Páez, D. y otros (1987). Pensamiento, individuo y sociedad: cognición y representación social. Madrid: fundamentos.
https://bit.ly/1j8I6Bg

Juan Antonio Barrera Méndez
Sígueme

Juan Antonio Barrera Méndez

Director en Atención y Tratamiento Psicológico, Profesor e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa
Juan Antonio Barrera Méndez
Sígueme

Latest posts by Juan Antonio Barrera Méndez (see all)

Compartir por Whatsapp:

México: Militarismo y Guardia Nacional


Sígueme en Twitter


Dirección: Av. Baja California No. 317, 2do. piso, Col. Hipódromo Condesa, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06100 | Tel. 7159-4369

El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook