Políticas ambientales: Componente fundamental del desarrollo

Categoría: El punto es, EPSI24
junio 7 2016

Evidentemente el tema del cambio climático pues es el tema ambiental por excelencia, el tema que nos está de alguna forma moviendo a todos; se considera el principal problema ambiental de este siglo XXI. Y el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) ha comunicado que la mayor parte del calentamiento global que se ha observado a lo largo del siglo XX y ahora el XXI, se debe probablemente y ya no hay escepticismo, acuérdense que ha habido, sobre todo por los intereses económicos creados. Se cuestionó muchos años que este cambio que se estuviera dando por la intervención del hombre en la naturaleza, y entonces la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que viene desde el 92 y que se firmó digamos y sale en Río de Janeiro, señala claramente aquí que el cambio climático está aquí en su concepto atribuido, directa o indirectamente, a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera global y que se suma a la variabilidad natural del clima observado durante periodos de tiempos comparables, y todos sabemos que esto ha sido así.

Recientemente sabemos que salió el informe del Panel Intergubernamental, entre el 2013 y 2014, cuatro volúmenes que fueron publicados y que de alguna forma están en la página del IPCC, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático del 2013 y 2014, y ahí en el informe de síntesis y que yo les recomiendo que tengan acceso a los reportes, por lo menos los sintéticos y las presentaciones que hay al respecto, reiteran esto: la influencia humana en el sistema climático es clara, cuanto más afectemos nuestro clima más vamos a arriesgar a tener impactos graves e irreversibles y tenemos los medios para evitar el cambio climático, posteriormente un próspero futuro sustentable, esas son las observaciones.

Anomalía del promedio global de temperaturas en superfcie, terrestres y oceánicas, combinadas

Anomalía del promedio global de temperaturas en superficie, terrestres y oceánicas, combinadas

 

Promedio global del cambio del nivel del mar

Promedio global del cambio del nivel del mar

Promedio global de concentraciones de gases de efecto invernadero

Promedio global de concentraciones de gases de efecto invernadero

Emisiones antropógenas globales de CO2

Emisiones antropógenas globales de CO2

Si ustedes ven, todas las gráficas de aumento de temperatura, aumentos de niveles, del nivel del mar, todas son a lo largo del tiempo tendencialmente a incrementarse, eso es un hecho, todos los informes así lo ratifican.

Hay datos muy claros, recientemente ya salió que 2015 fue el año más cálido; marzo 2015. Ya habíamos rebasado el famoso nivel crítico de 400 partes por millón de concentraciones de dióxido de carbono equivalente y que en el año 2100 podemos sobrepasar hasta las 540 partes por millón de cambio climático.

 

Emisiones antropógenas anuales totales de GEI por gases, 1970-2010

Emisiones antropógenas anuales totales de GEI por gases, 1970-2010

Esta es la parte digamos técnica y de aquí vamos viendo cómo aumentan las tendencias también de incremento de gases de efecto invernadero y sobre todo entre el 2000 y el 2010, a pesar de que ya sabemos, ha sido con todo y las COP, las ponencias de las partes, han sido mayor el incremento de las emisiones, o sea, algo está fallando en este tema y hace rato hablaban del asunto de las cumbres, cumbres van y vienen y seguimos para arriba. Lo que hemos señalado, las últimas tres décadas pasadas han sido mucho más calurosas que las décadas precedentes desde 1850 cuando se empezó a hacer una mención ya más sistemática del clima en el planeta.

Decadal average

Yo quisiera hacer un paréntesis. Una de las partes interesantes que sacó este último Reporte del IPCC fue el tema del presupuesto de carbono. ¿Cuánto tenemos ya en nuestra contabilidad? Y resulta que, de acuerdo con sus escenarios, para que nosotros mantengamos, a pesar de todo, el tema de los dos grados centígrados, el total del presupuesto ya de las 2 mil 900 giga toneladas de la 10 a la nueve, o billones o miles de millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente, que podríamos tener máximo de acumulable en la atmósfera, pues resulta que

ya nos hemos comido entre 1870 y 2011 el 65%, mil 900, entonces lo que nos queda es relativamente poco, el 35%, mil millones de giga toneladas. ¿Qué significa esto?, y lo que significa esto y eso ha sido la parte política de la discusión. Los mexicanos, hace rato se decía, no hemos sido los que hemos hecho esa, ni los países en vías de desarrollo los que hemos hecho esa acumulación de dióxido de carbono.

IPCC

¿De qué se trata? El IPCC ha propuesto muy claramente que se deben reducir las emisiones globales de gases efecto invernadero desde un 40 a 70% en 2050, dependiendo los escenarios, comparado con 2010, y tendría que llegarse en el 2100 con emisiones netas o nulas, ahí también hay una discusión conceptual de cómo empieza a ver lo de las ingenierías, y es una discusión donde la izquierda se tiene que pronunciar porque la ambigüedad es de que, si tú dices: emisiones cero, puedes emitir mucho y atrapando carbón de alguna forma puedes tener cero emisiones y ahí es el tema, irnos al fondo del problema, que es reducir emisiones y no nada más capturarlas de manera tecnológica, y esa es una de las discusiones que se está dando.

Y otro tema, por ejemplo, México tiene propuesto para el 2026 tener su máximo pico de emisiones y después de ahí tendríamos que decrecer, esas son las proyecciones que tenemos. En general, en el acuerdo de París señalan que a la brevedad posible ya se tienen que alcanzar los países o las naciones tienen que alcanzar en la medida de lo posible a su pico de emisiones rápidamente y ya después de ahí ir para abajo.

Aquí, si ustedes se dan cuenta, cómo rápidamente se reduce, es un ejemplo, ya Beatriz había enseñado un poquito lo que estaba pasando en el Ártico, la reducción y adelgazamiento de la capa de hielo del mismo. Con todas las consecuencias y vamos a tener impactos de los trópicos a los polos en todos los continentes, en el océano y van a afectar tanto a países ricos y pobres, pero, como decía el doctor Gay, en forma diferenciada, a lo mejor nos vamos a cultivar la vid en Canadá porque las temperaturas serán apropiadas y acá vamos a tener áreas en extremo desérticas, un proceso de desertificación muy fuerte en el país.

Entonces tenemos muy claramente sistemas amenazados, como hablábamos, elementos meteorológicos extremos también, los impactos son desiguales y hay impactos globales agregados donde los daños se van a ir haciendo incrementables con el aumento de la temperatura, y el tema, también, de que habrá otro tipo de eventos que pueden llevarnos a fenómenos irreversibles en los sistemas físicos y de los ecosistemas.

Vamos a tener problemas de incremento de pobreza, escasez de agua, todos estos temas de inundaciones y afectaciones en general de migración, por ejemplo.

Todo eso nos está haciendo vulnerables, esa predisposición a no resistir los fenómenos de este tipo, como son los de cambio climático. Hay vulnerabilidad, aquí un ejemplo, tenemos dengue ya y seguramente tenemos chikungunya en altitudes que antes no había, antes el paludismo se daba en las zonas costeras, ahora ya tenemos el fenómeno a mil metros de que el mosquito transmisor ya está ahí, y entonces empezamos a tener problemas de que el vector pues nos está generando esto.

Tenemos fenómenos de mareas, de tormentas muy fuertes, el año pasado por ejemplo el mar del Pacífico tuvo fuertes problemas, yo les puedo decir que hay localidades que, de manera simple, les diría, súbanse 10 metros sobre el nivel del mar, porque ya no pueden estar porque están en el embate constante y permanente de las olas, y eso lo vivimos en la costa de Guerrero, hay pueblos que ya no pueden ser habitados porque están junto al mar.

Yo conocí el caso de Playa Azul, en Coyuca de Benítez, y el pueblo simplemente no aguantó las mareas altas que fueron constantes, y así lo estamos viendo seguramente en el Golfo, todos los escenarios. El libro, el que el doctor Gay ha dirigido en su relación presenta muy claramente este drama que estamos viviendo.

Y entonces este esquema nos aumenta finalmente el riesgo, la probabilidad de que los peligros naturales incrementados por el cambio climático, la vulnerabilidad que muchas veces es por la pobreza extrema y mal ubicación de donde estás pues nos va a aumentar los impactos, los riesgos y, finalmente, la probabilidad de que haya tragedias.

SPM 10

También el informe del IPCC nos dice que a medida, si ustedes ven, a la izquierda se ven determinadas columnas en colores más oscuros que tienen que ver con distintos aspectos de peligros y estos riesgos van a depender y conforme vayan aumentando las emisiones a lo largo del tiempo, pues lógicamente los riesgos van a aumentar y están esos escenarios ya muy sintetizados.

Yo quiero dar aquí ya algunos casos que conocemos. Katrina, que le pegó con todo al Golfo de México, al área de Nuevo Orleans, en el 2005. Ahí está, conocidísimo ese drama para los americanos que no lo habían vivido, las Costas de Louisiana. Paulina, 97, a mí me tocó vivir ese drama, pegó directamente, ya entró y anduvo recorriendo el Pacífico, pegó en Acapulco, una mortalidad tremenda en la Bahía de Acapulco, no es una zona muy vulnerable, la bahía no estaba preparada, entró por el área finalmente a tierra por el área de Puerto Ángel e hizo también una destrucción terrible, ahí el Paulina.

Este fenómeno de 2013, Ingrid y Manuel, que en décadas no habíamos tenido la convergencia de dos sistemas de tormentas tropicales y que en Guerrero todavía no nos reponemos al día de hoy, de ese problema que nos pegó tan fuerte. Estamos viviendo el cambio climático, a eso yo quiero ser muy enfático. La Pintada, Guerrero, 71 muertos por lo menos cuantificados, ahí como consecuencia del fenómeno de Ingrid y Manuel, ahí está la destrucción.

Y este que podría ser de un anuncio del Fondo  Nacional de Turismo, el Fonatur, en Cancún: “Para atraer empresas como la suya hemos derribado montañas, arrasado selvas, secado zonas pantanosas, manglares, para que usted haga negocios”, lo decían en una revista. Ese es el tema, el negocio, la ganancia, maximizar ganancias, y aquí es la parte política que quisiera abordar rápidamente.

La crisis global, y lo señala el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, no estamos inventando nada, lo tomé así. Nuestro modelo económico dominante, yo aquí si le agrego uno, el de libre mercado, para que entendamos de qué estamos hablando, nos ha llevado a consumir de forma continua más biomasa de la que la Tierra produce, es decir, que nuestra huella ecológica colectiva ya supera la del planeta Tierra; y ese es el tema que debemos tener claro, consumir, sociedad de consumo, consume recursos naturales, la palabra lo dice todo.

Entonces tenemos que tomar algunos de los temas, la ciudadanía debe tomar en serio la crisis ambiental del siglo XXI, que hemos dicho que es cambio climático, que todos somos verdaderamente vulnerables al cambio climático, pero la desigualdad va hacia los países pobres, a la población más pobre que es la más vulnerable al cambio climático.

Además, esa crisis nos está llevando a la crisis en la democracia. Es un círculo perverso, la crisis de la democracia fomenta las crisis ambientales, cuando, digamos, oligarquías o grupos de poder por intereses económicos pues destruyen fácilmente los recursos naturales y ecosistemas, entonces necesitamos una verdadera reforma a la democracia que nos permita enfrentar a la crisis ambiental, hacer una democracia ecológica. Otro camino sería, el menos deseable, el del ecofascismo y la dictadura verde en la lucha por la supervivencia humana en esta crisis del siglo XXI.

Es claro que la crisis ambiental representa en los hechos el fracaso del mercado, el fracaso de aquellos que piensan que un mercado puede autorregularse y autocorregirse, que actúan como si los ecosistemas fueran ilimitados. Se debe promover un nuevo modelo de desarrollo que debe tener en cuenta los límites biofísicos de nuestro planeta, desde la izquierda tenemos que entender y retomar ese tema. Y para ello se requiere considerar a las políticas ambientales como un componente fundamental del desarrollo, sin retórica, sin ir de candil de la calle y oscuridad de la casa, qué es lo que nos ha pasado con el caso de México, que vamos y somos ahí en las COP, tenemos COP aquí, Cancún COP 16-2010, de cambio climático, y ahora tenemos la COP, de la Comisión sobre la Diversidad Biológica, en Cancún, el paradigma de la erosión climática, la erosión biológica, de lo que no debemos hacer.

Tenemos que actuar con urgencia ante la emergencia del cambio climático, desde las izquierdas, y tenemos por lo tanto que incrustar –en forma horizontal– el tema ambiental y del cambio climático en las políticas públicas. No se trata de aislar esos temas, se trata de meterse en todos los sectores de las políticas públicas y tener esa visión, y atendiendo prioritariamente esta amenaza en los dos grupos que carecen de ese poder económico desde la izquierda, los pobres de este mundo y las generaciones futuras.

Y además tenemos que reconocer que existe todavía una brecha enorme entre la evidencia científica y la respuesta política. El IPCC y nuestros científicos tienen claridad: falta mucho por investigar, y uno de los problemas –y que lo reiteró el doctor Gay– es que nos falta capacidad de investigación, pero no tenemos suficientes recursos humanos y presupuestales para mantener eso.

El acuerdo de París de diciembre de 2015 es un ejemplo que ya, aunque no es una panacea, pero nos pone de alguna forma en el camino hacia una solución verdaderamente global, sin embargo, aunque están ahí ya sentados todos, pues sigue siendo el lenguaje en la diplomacia tan ambiguo que no vincula a nuestra realidad de las cosas.

El tema ambiental no debe de sufrir un daño colateral por la actual crisis financiera a nivel mundial. Esta crisis financiera es coyuntural, mientras que la ambiental es estructural, así que no se debe posponer ningún tipo de acción efectiva al costo que sea necesario en la lucha contra el cambio climático. Y eso lo digo porque tenemos un problema. Este año se le dio un golpe brutal a la inversión en materia ambiental, por ejemplo, en México, menos recursos presupuestales, menos recursos humanos, y ahí también tendríamos que analizar la posición por ejemplo de la izquierda en su conjunto sobre que, en lugar de andar gestionando proyectitos o la obrita de mi distrito, pues nos fuéramos a tener una visión más grande de lo Fuente: IPCC AR5 Synthesis Report que tenemos que atender para salir del hoyo.

Octavio Klimek Alcaráz

Octavio Klimek Alcaráz

Doctor en Ciencias Forestales (doctor rerum silvaticarum), por la Universidad Técnica de Dresden, República Federal Alemana. Ex-Secretario técnico de la Comisión Especial sobre Cambio Climático en la Cámara de Diputados. Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobierno del Estado de Guerrero de enero a octubre de 2015.
Octavio Klimek Alcaráz
Compartir por Whatsapp:

Dirección: Av. Baja California No. 317, 2do. piso, Col. Hipódromo Condesa, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06100 | Tel. 7159-4369

El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook