FORTALEZAS Y DEBILIDADES DE LA CANASTA BÁSICA EN MEXICO

Categoría: El punto es, EPSI19
julio 7 2015

 “… En virtud de la restricción presupuestaria, el consumidor no puede satisfacer sus necesidades ilimitadamente, ya que está sujeto a las posibilidades que le brindan un determinado ingreso monetario y los precios de los bienes dados por el mercado. La combinación de estos dos factores –preferencias y restricción monetaria– dará como resultado el comportamiento que se refleja en el equilibrio del consumidor.”

          Ferguson, C. E. & Gould, J. P.

 

Introducción 

Uno de los temas más polémicos en el campo de la economía positiva y normativa es lo referente a los productos y servicios que deben considerarse para definir una “Canasta Básica” (CB), a fin de poder identificar lo mínimo necesario que requiere una persona y su familia para mantener una calidad de vida determinada.

En lo que coinciden los investigadores y economistas sobre el tema es que esta CB debe permitir una adecuada calidad de vida de las personas y sus familias.

Para estudiar las características de la CB se tienen la perspectiva teórica y la aplicada. En cuanto a la primera es descrito en los temas que abordan la teoría del consumidor y el comportamiento de la demanda, especialmente los estudios de microeconomía, en los cuales se determina las preferencias de los consumidores a través de las “curvas de indiferencia” y las “rectas presupuestarias”.

En el caso de la economía aplicada, o también conocida como economía positiva para el caso particular de nuestro país, se han realizado diversos trabajos y esfuerzos para definir una canasta básica.

 

Objetivo

Analizar las fortalezas y debilidades de la Canasta Básica en México, con el fin de detectar áreas de oportunidad que permitan proponer mejoras en su cobertura de productos y servicios, cálculos, estadísticas de precios y medición del nivel de vida de los mexicanos.

 

Desarrollo

 A nivel internacional existen estudios sobre el tema que ha realizado la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En nuestro país existen distintas presentaciones de la Canasta Básica de productos que se han diseñado por parte de dependencias del gobierno y la iniciativa privada. Sobresalen INEGI, Banxico, Sedesol-Diconsa, Secretaría de Desarrollo Social del DF, Sedeco del DF, Coneval, por señalar las más relevantes.

 Existen diversas definiciones sobre lo que es la Canasta Básica, presento en este artículo algunas de ellas.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presenta una definición interesante:

De acuerdo con la metodología oficial de medición de la pobreza, las Líneas de Bienestar tienen como propósito contar con un referente monetario para comparar el ingreso de los hogares con el valor de una canasta de consumo básico, y así valorar el estado de carencia o no que viven los hogares mexicanos en el espacio de bienestar económico. La metodología aquí presentada para la construcción de las canastas de consumo permite cumplir con dicho propósito.

Sin embargo, el uso de las canastas aquí mostradas como referente de consumo básico deberá hacerse con mucho cuidado, ya que no representan un patrón general de todo el país. Cada hogar tiene un patrón de consumo distinto según su composición, tamaño, lugar de residencia, acceso a los mercados y disponibilidad de recursos económicos, así como de las necesidades y preferencias de cada uno de sus integrantes. Es por ello que existen diferentes metodologías para poder determinar los patrones de consumo promedio de los hogares mexicanos.

Fuente: Coneval, Construcción de las líneas de bienestar. Documento metodológico. Agosto 2012.

 

El INEGI -por otra parte- define a la Canasta Básica de la siguiente forma:

La canasta básica es un subconjunto de la canasta de bienes y servicios del Índice Nacional de Precios al Consumidor. A diferencia de la canasta del INPC, la cual abarca 283 productos genéricos, los bienes y servicios que conforman la canasta básica fueron seleccionados por los representantes de los sectores firmantes del Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento Económico (PACTO) a finales de 1988. El objetivo de conocer el comportamiento de los precios de los bienes y servicios que conformaron la canasta básica, era garantizar el cumplimiento de los acuerdos que sobre los precios de bienes y servicios del sector público y privado, establecieron los participantes del PACTO. La canasta básica consideró 82 conceptos genéricos del INPC y abarcó básicamente alimentos elaborados, bienes administrados y concertados, y medicamentos.

Fuente: www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/preguntasinpc.aspx

 

En México se utiliza el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para medir el crecimiento de la “Inflación”, es decir del aumento generalizado y sostenido de los precios, ha realizado diversas modificaciones y mejoras desde 1969 en su metodología de captación de información, especialmente en cuanto a las ciudades, productos (genéricos), cotizaciones mensuales y fuentes para la ponderación. Tal como se muestra en el siguiente cuadro:

Fuente: INEGI, Índice Nacional de Precios al Consumidor. Documento Metodológico. 24 de abril de 2013.

La clasificación que es más utilizada y difundida por parte del Banxico y recientemente por el INEGI en cuanto al INPC es por objeto de gasto, en la cual destacan 8 grupos en los que se desagrega el consumo de la población en cuanto a productos y servicios. En total se consideran 283 genéricos, de los cuales la categoría 1. Alimentos, bebidas y tabaco ocupa la primera posición con 108. Ver el siguiente cuadro:

Fuente: INEGI, Índice Nacional de Precios al Consumidor. Documento Metodológico. 24 de abril de 2013

Fuente: INEGI, Índice Nacional de Precios al Consumidor. Documento Metodológico. 24 de abril de 2013.

Es importante destacar y reflexionar sobre los elementos fundamentales que integran la canasta del INPC, a continuación presento lo que a la letra nos comparte el INEGI en su página web:

¿Qué contiene la canasta del INPC?

El INPC se elabora dando seguimiento a los precios de una canasta de bienes y servicios representativa del consumo de los hogares urbanos mexicanos. En la determinación de la canasta de consumo se utiliza como principal fuente de información la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) que recaba el INEGI. La información de los gastos de consumo de los hogares mexicanos urbanos que genera esta Encuesta, se incorporan como ponderadores de las variaciones de precios en el cálculo del INPC. En el último cambio de ponderadores del Índice (24 de abril de 2013) se consideró a la ENIGH realizada en 2010, la cual recabó información respecto al gasto que realizaron los hogares para 725 conceptos de consumo. A partir de dicha información se construyó para el INPC actual, con periodo base correspondiente a la segunda quincena de diciembre de 2010, una canasta de 283 bienes y servicios genéricos, que agrupan el total del gasto en consumo de los hogares. Aunado a lo anterior, se seleccionó una muestra representativa de productos o servicios específicos correspondientes a cada producto genérico y a cuyos precios se da seguimiento en los establecimientos donde principalmente compran los consumidores. El INPC actual inició con una muestra de alrededor de 83,500 bienes y servicios específicos.

Fuente: www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/preguntasinpc.aspx

 

Cabe destacar que la canasta del INPC es la misma en todos los estados de la República Mexicana, lo que cambia son los productos disponibles en cada lugar. Dado que para el INEGI es complicado y costoso el reducir los tiempos del levantamiento de información de la ENIGH, se ha realizado un esfuerzo en este instituto por desarrollar un levantamiento más oportuno denominado “ENGASTO”. A continuación presento la explicación que al respecto nos ofrece el propio INEGI:

¿Con qué frecuencia se deben actualizar los ponderadores?

Se recomienda actualizar los ponderadores una vez cada cinco años. Sin embargo, dependiendo del dinamismo económico de un país, los ponderadores podrían actualizarse cada año. En el caso del cambio de ponderadores por parte del INEGI, aún no se cuenta con un periodo bien establecido para actualizar de manera regular las ponderaciones del INPC, ya que hasta la fecha sólo se cuenta con un levantamiento bianual de la ENIGH. Además, como dicha Encuesta está referenciada a un trimestre tipo, algunos cambios de corto y mediano plazo podrían estar relacionados más con efectos estacionales que con cambios en los patrones de consumo de los hogares.

Ante esta situación, el INEGI ha implementado la aplicación de una nueva encuesta continua: la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares (ENGASTO), la cual tiene como objetivo principal recabar información sobre los gastos en bienes y servicios de consumo de los hogares, las principales características demográficas y sociales, así como las características de sus viviendas.

La ENGASTO se levanta a lo largo de todo el año, lo cual permite contar con información trimestral acerca del gasto de los hogares, y construir patrones de consumo que respondan adecuadamente a las preferencias de los consumidores, lo cual permite observar el comportamiento estacional de la disponibilidad y precios de los diversos productos.

Fuente: www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/preguntasinpc.aspx

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares de 2010, los genéricos que participan con mayor porcentaje en el gasto de las familias mexicanas son los siguientes que se muestran en el cuadro:

Fuente: www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/preguntasinpc.aspx

EZEQUIEL CASTILLO CESAR

Mal de nuestro tiempo, acrílico/madera 35 cm x 28 cm.

 

El INEGI tiene detectados los 15 genéricos que deben ser revisados en las próximas actualizaciones del INPC, a fin de que se sustituyan por genéricos que sean realmente incluidos en el presupuesto de los consumidores. En el siguiente cuadro se enlistan los genéricos indicados.

Fuente: www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/preguntasinpc.aspx

Fuente: www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/preguntasinpc.aspx

 

Recientemente en un esfuerzo de agrupar los productos fundamentales de la Canasta Básica (CB) se han determinado 80 que a continuación se presentan en orden alfabético.

Con el fin de analizarlos según su importancia en la frecuencia de los consumidores tipo o promedio en el país, realicé una clasificación en tres categorías: muy frecuente, frecuente y poco frecuente.

Los resultados obtenidos son los siguientes:

  • El 39% de los productos de la CB se adquieren muy frecuentemente. A manera de ejemplo podemos señalar el agua embotellada, arroz, azúcar y detergentes.
  • Los que tienen una segunda posición en cuanto a su frecuencia de compra ocupan el 32%, de los cuales podemos señalar como ejemplo atún y sardina en lata, bistec de res y las cremas para la piel.
  • En cuanto a los productos que tienen poca frecuencia de compra se tiene al 29% de los productos de la CB. Por ejemplo: aceites lubricantes, bicicletas, cerillos, estufas y licuadoras.

CANASTA BASICA FRECUENCIAFuente: Elaboración propia. Los criterios de clasificación se determinaron a juicio personal.

Fuente: Elaboración propia. Los criterios de clasificación se determinaron a juicio personal.

Del análisis anterior se puede destacar que existen productos (y servicios) que deben continuar siendo incluidos en la CB. Mientras que otros artículos muestran una clara tendencia a dejar de ser adquiridos por los consumidores mexicanos, por lo cual se debe reflexionar en que ya no sean incorporados para efectos de los análisis estadísticos de inflación y pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

 

Fortalezas de la Canasta Básica:

 En mi opinión las principales fortalezas de la Canasta Básica (CB) en México son las siguientes:

  • El que en nuestro país exista una CB representa que para el gobierno y sus dependencias debe ser prioritario el mantener la estabilidad de los precios y garantizar el abasto de los productos que la integran.
  • Con la información de la CB es posible realizar comparativos de precios por tipo de producto, en el tiempo (por ejemplo meses), canales de distribución y por ciudades.
  • La existencia de una CB sirve de referencia para analizar las necesidades que tiene la población mexicana en cuanto a los satisfactores que mínimamente deben garantizar una vida digna y de calidad.

 

Debilidades de la Canasta Básica:

 En cuanto a las debilidades de la CB en México considero los siguientes aspectos:

  • Algunos de los productos que la integran han dejado de ser los más representativos por su frecuencia de compra y participación en el presupuesto de los consumidores mexicanos. Por lo que urge una actualización por parte del gobierno mexicano para que el cálculo de la inflación y de la actualización del salario mínimo se realice en base a cálculos más reales.
  • La Canasta Básica ha perdido la fuerza que tenía en la década de los noventas como un instrumento de negociación y concertación entre gobierno, sindicatos e iniciativa privada.
  • Se ha dejado de actualizar el grupo de productos y servicios que en la actualidad deben ser el parámetro de tan importante listado de lo que debe ser referente para medir y negociar mejor nivel de vida para los mexicanos.

Finalmente, es de esperarse que en los próximos años en las revisiones del INPC y su canasta de genéricos que realice el INEGI conjuntamente con otras dependencias del Gobierno Federal, se mejoren los fundamentos metodológicos para su cálculo con lo cual se pueda disponer de información estadística oportuna, confiable y transparente de la realidad en el país.

 

Conclusiones

  •  A pesar de los esfuerzos en nuestro país por determinar una canasta básica de productos y servicios indispensables para el consumo de las familias mexicanas, sigue representando un reto el tener el listado de los artículos y servicios más representativos para poder medir en particular la pérdida del poder adquisitivo de los salarios reales.
  • No obstante la importancia que ha representado para los mexicanos la existencia de una canasta básica, especialmente para la definición metodológica del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), es necesario reflexionar sobre la relevancia de utilizar más fuentes de información cualitativas y cuantitativas, además de las que actualmente se consideran por parte del INEGI.
  • Con el paso de los años y ante la reducción de los niveles inflacionarios en nuestro país, la canasta básica ha dejado de ser un instrumento importante de negociación para la revisión de los niveles salariales y la mejora del nivel de vida de los mexicanos.

 

Recomendaciones

  •  Derivado de este artículo se recomienda a las dependencias del gobierno federal, especialmente a INEGI, Banxico, Sedesol, Conasami, entre otras, revisar los productos y servicios que puedan y deban ser incluidos en una canasta básica digna para el consumo de calidad de los mexicanos.
  • Se debe buscar definir para el país una “Canasta Básica de productos y servicios” que tienen mayor frecuencia de compra por parte de los consumidores, teniendo en cuenta las diferencias que puedan existir según nivel de ingreso, región del país y género. En este esfuerzo deben participar decididamente: gobierno, sindicatos, empresarios y universidades.

BIBLIOGRAFIA

Miguel Ángel Jiménez Vázquez

Miguel Ángel Jiménez Vázquez

Profesor de la Facultad de Economía de la UNAM.
Miguel Ángel Jiménez Vázquez
Compartir por Whatsapp:

Globalización versus nacionalismos


Sígueme en Twitter


Dirección: Av. Baja California No. 317, 2do. piso, Col. Hipódromo Condesa, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06100 | Tel. 7159-4369

El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook