Cambios profundos y bienestar prolongado con programación neurolingüística

En el presente artículo se tiene el objetivo de explicar a grandes rasgos los beneficios de utilizar la programación neurolingüística (PNL) como una herramienta empleada por algunos psicoterapeutas, que permite mejorar la calidad de vida de las personas en poco tiempo.

Los padres de este método son Richard Bandler y John Grinder de California en la década de los setenta del siglo pasado. En el contexto histórico que les tocó vivir a estos autores, se encuentra el desarrollo de la computadora con la lógica de uso masivo, no es casual que su propuesta lleva el nombre de “programación”.

De acuerdo con (Armendáriz: 1999) “la programación neurolingüística es un conjunto de habilidades finas y muy poderosas de comunicación que se emplean para obtener modelos de excelencia en el comportamiento humano”. (1)

Octavio Urbina

Abstracto. Tomando mi café, acrílico sobre papel, 16 x 7 cm.

La PNL es una herramienta derivada de la psicología actual, con base teórica en el trabajo de Carl Jung, posteriormente la corriente de Milton H. Erickson, la cual tiene como propósito generar cambios profundos desde el inconsciente en beneficio del paciente en terapia breve.

Sabemos, por el padre de la psicología moderna, Sigmund Freud, que el ser humano está integrado por tres niveles: El ego o yo consciente, el ser profundo o yo inconsciente y el Súper yo, este último, como la proyección o mejor versión de la persona a partir de un acuerdo de largo plazo entre el yo consciente y yo inconsciente.

Si este constructo se traslada a la informática, podemos establecer que el hardware en la computadora es el equivalente al cerebro humano, la cantidad de neuronas, la capacidad de memoria y las habilidades de observación, experimentación y percepción del mundo a través de los sentidos; por su parte, el software, o los programas operativos integrados a la computadora, son el equivalente al yo inconsciente en el ser humano, los que realizan las funciones básicas como respirar, comer, eliminar desechos, y almacena tanto experiencias agradables como hechos traumáticos, que en algunas ocasiones el yo inconsciente prefiere bloquear para hacer menos dolorosa la vida. Sin embargo, lo anterior no resuelve el conflicto de la persona y más temprano que tarde, el propio inconsciente manifestará espontáneamente y sin control para el ego, la situación que debe resolverse.

¿Qué sucede cuando el software de la computadora se daña? Se pueden realizar diferentes acciones, dependiendo de la gravedad del daño: 1) Borrar esos programas que ya no funcionan correctamente e instalar una versión más reciente o mejorada; 2) Pasar un antivirus informático sin necesidad de borrar dichos programas, sólo quitamos los virus cibernéticos que interfieren con el buen funcionamiento de los programas de la computadora. En términos generales, esto es lo que hace la PNL en las emociones y pensamientos del ser humano. Borra pensamientos, emociones y sensaciones desagradables, así como instala nuevos, agradables y funcionales para el paciente. Para lograr lo anterior es necesario que el terapeuta trabaje en la frontera de la hipnosis.

¿Por qué algunas personas tienen serias dificultades para encontrar empleo?, ¿por qué algunos individuos no encuentran el amor verdadero?, ¿por qué existen otros que extravían constantemente pertenencias, dinero, llaves?, ¿por qué hay personas que no están contentas en ninguna parte, no les gusta estar en soledad ni tampoco acompañados?, o ¿a otros los asaltan o roban de manera frecuente? Dicen tener mala suerte, pero no es así, son patrones/modelos de conducta aprendidos desde la infancia, lealtades con la familia de origen, padre, madre, hermanos, abuelos, incluso con ancestros que no conocieron. Muchas personas están detenidas en el pasado remoto de la infancia y no lo saben, parte de su energía vital está anclada a lealtades familiares, cargan culpas ajenas, se identifican con la tristeza o enojo de los ancestros, no fluyen con la vida y les cuesta mucho trabajo disfrutar el presente. ¡Hay autosabotaje!

¿Cómo saber cuándo en el inconsciente de una persona hay información de eventos trágicos que ha sido almacenada y bloqueada sin que el ego o yo consciente del individuo tenga conocimiento? Mediante algunos instrumentos podemos comunicarnos con el ser profundo que almacena esos hechos. Hay que recordar que el ser inconsciente de cada persona es el que conoce todo del individuo, el inconsciente de cada uno está despierto las 24 horas del día, por eso soñamos; los sueños son mensajes del ser profundo para el ego; mientras que el ser consciente filtra la información que recibe durante las horas en las que estamos despiertos, cuando el ego está activo.

Carl Jung planteó y desarrolló el concepto teórico y comprobado llamado “inconsciente colectivo”, es la información que todos los seres humanos tenemos grabada como parte de la memoria compartida entre los miembros de nuestra especie. Derivado de lo anterior, Jung nos habla de los llamados “arquetipos”, estos son símbolos que nos permiten conocer los mensajes codificados del inconsciente de cada individuo a través de los sueños. Por ejemplo: Aunque los seres humanos hablamos diferentes idiomas de acuerdo a las diversas culturas, hay símbolos que son universales y tienen un significado similar para todo el mundo.

PNL

Sabemos que la primera imagen es El Sol que nos da luz, calor y vida; la segunda representa un corazón, amor, sentimientos positivos; la tercera es una llave, objeto que sirve para abrir puertas, ventanas, cofres, cajas; la cuarta representa una estrella, que en la antigüedad servía como guía a los navegantes, en el mundo onírico significa esperanza, ilusiones.

Desde el pasado remoto, ya se conocían métodos que permitían poner en contacto al yo inconsciente de las personas con el yo consciente o ego, a través de arquetipos como los del Tarot, la base de este “juego de cartas” es conocer los mensajes del ser profundo del consultante, por medio de los símbolos de los arcanos mayores que representan 22 personalidades y los arcanos menores 56 mensajes que representan a los cuartos elementos vitales: fuego = espíritu, creación, pasión por la vida; agua = emoción, sentimientos; aire = pensamientos, ideas, proyectos; tierra = riqueza, prosperidad, lo tangible material que permite completar el contexto del momento pasado, presente o futuro de la persona. En total el mazo del Tarot es de 78 cartas.

La variante popular es la baraja española de tan sólo 56 cartas, sólo los arcanos menores. Mi opinión personal es que la baraja española sirve para satisfacer la curiosidad del consultante nada más; mientras que en el Tarot, el inconsciente puede hablar con mayor profundidad y permite ubicar en qué personalidad se mueve el consultante, los momentos trágicos o de crisis que ha vivido la persona, en qué momento o circunstancia se ha quedado atorada parte de su energía.

El Tarot traducido por un verdadero intérprete es una herramienta psicoterapéutica junguiana. En otro artículo hablaré de las características simbólicas y psicológicas de los 22 arcanos mayores, que representan las 22 personalidades que cada ser humano tiene y puede adoptar, de acuerdo con la edad y circunstancias que le toca vivir. No estoy hablando de alguien con algún tipo de desorden mental, de un paciente de esquizofrenia o paranoia. Una persona saludable a nivel mental experimentará a lo largo de su vida la mayoría o las 22 personalidades con características propias representadas en cada una de los arcanos mayores del Tarot.

Por otra parte, la hipnosis propuesta por Freud y desarrollada por la corriente psicológica fundada por Milton H. Erickson tiene como objetivo acceder al yo inconsciente de la persona para develar las experiencias traumáticas, muchas veces bloqueadas y guardadas en el desván lejano de la memoria. Sin embargo, la función más importante de poder trabajar con la hipnosis es la de liberar la energía de las malas experiencias del paciente e implantar o programar emociones y sentimientos agradables y positivos que le ayuden a vivir con bienestar. Es decir, la línea de hipnosis es fundamental para lograr una programación efectiva a largo plazo, por lo que se necesita recurrir a un terapeuta con ética, gran confianza y experiencia.

Hasta ahora he mencionado tres métodos probados para establecer comunicación con el inconsciente: los sueños, el Tarot y la hipnosis. Una vez que se ha prestado atención y se ha escuchado al inconsciente, ¿Cómo resolver el conflicto interno? Saber es poder, tener consciencia de qué pasa en la vida, en tu vida, te permite avanzar a un estado de mayor bienestar, abandonar las culpas, liberar el enojo, conquistar tus objetivos, perdonar tus errores, reconciliarte con las personas que amas, dejando atrás el papel de víctima o victimario; conociendo quién eres, podrás simplemente ser libre.

La PNL trabaja a nivel sensorial, a través de los sentidos, la forma de percibir el mundo y hacerse una representación del mismo. Con este método de trabajo el terapeuta debe observar hasta el mínimo detalle de la forma en que el paciente se conecta con el mundo, aprende, experimenta y se desenvuelve. De acuerdo a la PNL, existen tres tipos básicos de personas en su forma de aprender y expresar la información: a) visual, b) auditivo, c) kinésico.

Características de cada tipo:

 a) La persona de tipo visual es la que disfruta y aprende más rápidamente a través del sentido de la vista. Las imágenes son sus principales herramientas para llevar la información a su cerebro, analizarla, sintetizarla y conectarse con el mundo, a través de palabras soportadas por imágenes para explicar su realidad. Este tipo de personas se pueden descubrir con los verbos que utilizan para explicar una situación, por ejemplo: “Estoy viendo como preparan la comida”, “ayer observé el cielo estrellado”, “me encantan las puestas de sol”, “hoy vi en el noticiero de televisión… Este tipo de personas prefieren ver para aprender.

 b) Auditivo. La persona de tipo auditivo es la que disfruta y aprende más rápidamente a través del sentido del oído. Los sonidos son sus principales herramientas para llevar la información a su cerebro, analizarla, sintetizarla y conectarse con el mundo, a través de palabras soportadas por sonidos para explicar su realidad. Este tipo de personas se pueden descubrir con los verbos que más utilizan para explicar una situación, por ejemplo: “Oí en las noticias sobre el huracán”, “Ayer escuché la nueva canción de mi grupo favorito…”, “me encanta la música”, “disfruté la conferencia sobre la Vía Láctea”, “la explicación del profesor respecto a las elecciones fue muy clara y objetiva”. Escuchar es el medio para entender mejor.

 c) Kinésico. La persona de tipo kinésico es la que disfruta y aprende más rápidamente a través del tacto. Los movimientos, la piel y la percepción de la experiencia son sus principales herramientas para llevar la información a su cerebro, analizarla, sintetizarla y conectarse con el mundo, a través de palabras soportadas por movimientos para explicar su realidad. Este tipo de personas se pueden descubrir con los verbos que más utilizan para explicar una situación, por ejemplo: “Ayer fui a bailar”, “Al rato voy a nadar”, “Me encanta caminar por el bosque”, “Yo no puedo estar quieta en un lugar, me aburro”, “No me gustan los trabajos sedentarios”. Percibir la experiencia es la forma de entender.

 d) Combinación de los anteriores. Cada persona es única e irrepetible, por lo que cada uno tiene una dosis diferente de cada tipo anterior, además se deben sumar los otros sentidos como el olfato y el gusto de acuerdo a occidente y además la intuición de acuerdo a oriente. Sin embargo, los tres tipos de personas permiten al terapeuta determinar la mejor forma en que se puede ayudar al paciente, por imágenes, sonidos o percepciones a través del movimiento.

Todo lo anteriormente comentado, desde la forma de establecer comunicación con el inconsciente (sueños, Tarot, hipnosis) hasta determinar el tipo básico de persona que es el paciente (visual, auditivo, kinésico) se encuentran en el terreno del diagnóstico.

Hacer un diagnóstico acertado, correcto, preciso es fundamental para garantizar al paciente la mejora y el bienestar que se está buscando. Se puede tratar a un paciente con fobias, cualquiera, es fundamental saber ¿cómo y cuándo surgió la fobia? El paciente puede tener una idea desde la perspectiva del ego, que no significa que tenga que ser así, y no por qué miente la persona, que pudiera ser, sino porque en la mente del afectado hay una creencia formada por el tiempo y su manera de tener contacto con el mundo, así que para tener un diagnóstico completo y certero lo mejor es preguntarle también al inconsciente Una vez que tenemos un diagnóstico completo (inconsciente y consciente) se puede trabajar para remover por medio de PNL los virus emocionales y mentales (fobias, miedos, tristezas, enojos, ansiedad, adicciones, etc.) para sustituir por emociones y pensamientos positivos que le permitan al paciente conquistar sus objetivos de vida, pero sobre todo a sentirse radicalmente mejor, con mayor seguridad en sí mismo, alegría, confianza, sin miedo, sin tristeza, con bienestar.

En la aplicación de la terapia es fundamental que se respeten las decisiones del paciente, el terapeuta puede querer lo mejor para la persona, pero siempre se deben respetar las creencias, las costumbres, las decisiones, y el objetivo qué quiere trabajar el paciente porque el ritmo de cambios es acelerado. De entrada, se entiende que la PNL es una terapia breve por definición, no es una terapia tradicional en la que el paciente vierte cada semana sus experiencias, frustraciones, sin sabores y progresos con un psicólogo callado, que sólo cuestiona, pero que no opina ni sugiere.

Octavio Urbina

Duraznos minimalista, óleo sobre tela, 49.5 x 59.5 cm.

La programación neurolingüística promueve grandes cambios en pocas sesiones, el paciente debe experimentar progreso y resultados favorables respecto al tema que lo lleva, por ejemplo: una fobia. El cambio se genera desde la parte profunda del paciente, implica todo el proceso de comunicación, se le enseña al paciente a ser asertivo en la forma de comunicarse consigo mismo. Hay personas que se auto sabotean desde la forma en que se dirigen a ellas mismas: “Qué torpe soy, cómo se me pudieron perder las llaves”, esta frase autodenigra a la persona y se programa para perder con frecuencia las llaves o cualquier objeto.

La forma de comunicarnos habla mucho de la forma en que pensamos, sentimos y hacemos. La PNL ayuda a establecer formas de comunicación sana en el paciente en diferentes niveles:

a) Entre yo y yo misma

b) Entre yo y mis padres

c) Entre yo y mi familia

d) Entre yo y mis amigos

e) Entre yo y la sociedad

f ) Entre yo y mi divinidad

Por cuestiones de espacio no ahondaré en cada uno de estos niveles de la relación del ser humano, pero sí apunto que es fundamental observar y escuchar cuáles son las palabras y el tono en el qué nos relacionamos. Si queremos cosas positivas, debemos comunicarnos con palabras afirmativas, con frases asertivas, la razón principal es porque el inconsciente no reconoce la palabra “no”. Entonces sí se dice: “no quiero estar desempleado”, el inconsciente traduce “Quiero estar desempleado”. Sí se dice: “no quiero tener problemas familiares”, la traducción interna es “Quiero tener problemas familiares”. Esto es muy parecido al chiste del genio de la lámpara maravillosa, ten mucho cuidado qué pides y cómo lo pides, porque se te puede cumplir y después vienen las consecuencias.

En PNL se requiere la plena disposición del paciente para avanzar hasta donde él/ella lo desea, pero sí es fundamental que la persona éste dispuesta a trabajar por sí misma, con el ego amarrado para no oponerse a la técnica y los ejercicios. El cambio sólo es posible cuando el paciente realmente quiere cambiar, ahí ésta el 50%; y el otro 50% es del terapeuta: empatía y experiencia. Hay personas que dicen querer cambiar, pero sobre razonan la terapia, es el ego que no permite avanzar, eso lo decide el paciente.

¿Esto se puede tratar en una terapia tradicional? Sí, pero el tiempo será mucho mayor. Tal vez, por el factor tiempo, los terapeutas tradicionales miran con malos ojos a herramientas como PNL y constelaciones familiares. Mi sugerencia para ellos es que incorporen estas maravillosas herramientas, van a enriquecer sus terapias, generarán bienestar a sus pacientes y ellos los van a recomendar. En la sociedad en la que vivimos todos necesitamos trabajar situaciones, relaciones tóxicas, experiencias negativas aunque enriquecedoras, resolver para tener mayor bienestar, aplicando de entrada el agradecimiento y el perdón podemos avanzar.

Bibliografía

Armendáriz, Rubén, Programación Neurolingüística, sanando heridas emocionales. Ed. Pax México, págs.234, México, 2015.

O´Connor, J. y Seymour, J., Introducción a la programación  neurolingüística. Ediciones Urano, Barcelona, España, 1992.

O´Connor, J. y McDermott, I., PNL para la salud, Ediciones Urano, Barcelona, España 1996.

 

 

Miroslava García Suárez

Miroslava García Suárez

Economista, asesora y ex Diputada Federal en la LVIII Legislatura. Maestra en Auditoría y Profesora de Posgrado en la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM.
Miroslava García Suárez
Compartir por Whatsapp:

Dirección: Av. Baja California No. 317, 2do. piso, Col. Hipódromo Condesa, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06100 | Tel. 7159-4369

El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook