Balance energético y actividad física para el bienestar personal

Autor: Carmen Ruiz
Categoría: EPSI15, Otros puntos
noviembre 1 2014

Conocer el concepto de balance energético y aplicarlo, facor clave en la prevención de la obesidad.

El estilo de vida de una persona determina, en gran medida, su calidad de vida, bienestar, crecimiento y felicidad. Pero ¿por qué impacta tanto en nuestras vidas? La respuesta es muy sencilla, el estilo de vida se refiere a todos los hábitos, actitudes y comportamientos que se desarrollan desde la niñez hasta ser adulto. Por ejemplo, las horas de descanso, la alimentación, los momentos de ocio y tiempo libre, en familia o con amigos; todas las actividades laborales cotidianas que realizamos, el nivel de actividad física, entre otros. Éstas son tan importantes ya que pueden hacernos conservar o mejorar nuestra salud en cualquier momento de la vida; sin embargo, existe un aspecto que es especialmente relevante para nuestro bienestar: el balance energético.

Pero ¿qué es el balance energético? De acuerdo a expertos, este término se refiere al concepto de consumir la misma cantidad de energía que se gasta. Si se mantiene una diferencia entre lo que se ingiere y lo que se utiliza podemos tener resultados distintos. El balance energético puede derivar en tres situaciones: balance energético neutro, balance energético positivo y balance energético negativo.

El balance neutro consiste en ingerir la misma cantidad que se gasta. Pero si, por ejemplo, con el paso del tiempo una persona consume más energía de la que gasta, va a ganar peso, independientemente de los alimentos o bebidas de donde las calorías provengan; a esto se le denomina balance energético positivo. Cuando una persona no usa toda la energía que le proporcionan los alimentos y bebidas que consume, ésta se puede acumular como grasa corporal.

Por el contrario, si eventualmente la persona consume menos energía que la que gasta, el resultado podría ser la pérdida de peso, ya que para cubrir las necesidades energéticas de la actividad diaria, el cuerpo debe tomar de las reservas que almacena; a esto se le denomina balance energético negativo.

Filamentos XXI, Susana Sierra, El Punto Sobre la i 15

Filamentos XXI, Susana Sierra.

Lo importante aquí es que seamos conscientes sobre la cantidad de energía que se consume al día a través de las calorías, que son la cantidad de  energía de calor que se necesita para elevar un grado Celsius (°C) a temperatura de un gramo de agua pura en condiciones normales.

En este sentido, cabe destacar que por lo general las calorías están expresadas en kilocalorías (Kcal) siendo una kilocaloría equivalente a mil calorías. Estas calorías son usadas para el gasto energético del cuerpo, es decir, nuestro organismo las usa como su combustible diario. La energía se usa en todas las áreas que se requieren para mantener la vida, de esta manera el cuerpo humano gasta calorías a través de dos formas distintas: funciones vitales, que son el gasto energético en reposo y el efecto térmico, y la actividad física.

El efecto térmico de los alimentos es la energía necesaria para la digestión y la absorción de los alimentos (un 5-10% del gasto energético), y el gasto energético en reposo es la energía que requiere una persona para mantener el funcionamiento normal de los diferentes sistemas del cuerpo y la constancia de la temperatura corporal en estado de reposo. En un adulto sedentario representa entre el 60 y 75% del gasto energético diario[1].

Por otro lado, la actividad física agrupa acciones diversas, desde lo que hacemos involuntariamente como estar de pie, sentado, etc., y que gastan poca energía, hasta actividades que demandan más esfuerzo como subir escaleras, correr o ejercicio físico. Es por esta razón que la contribución de la actividad física diaria al gasto energético total es muy variable, pudiendo ir desde un 15%, en una persona sedentaria, hasta un 50%, en un atleta.

Por ello, los requerimientos de ingesta y gasto energético varían dependiendo de muchos factores como la edad, el peso o el sexo, entre otros. Pero, sin lugar a dudas, todas las rutinas programadas de ejercicio físico son recomendables para gastar las calorías que ingerimos, aunque no es lo único que podemos hacer. Existen multitud de otras actividades como caminar 30 minutos, subir y bajar 20 minutos las escaleras al día, o llegar en bicicleta al trabajo. Sin darnos cuenta, actividades cotidianas que podemos realizar 5 veces a la semana pueden significar un cambio en nuestro estilo de vida y mejorar nuestra salud, aunqe no sea un ejercicio dirigido por expertos.

No debemos olvidar nunca que  la actividad física trae consigo múltiples beneficios, tanto físicos como mentales en las personas, por ejemplo, ayuda a conservar en buen estado diferentes sistemas del cuerpo como el cardiovascular, el inmunológico, permite un manejo adecuado del estrés y aumenta la capacidad de concentración en las personas, entre otros muchos beneficios.

Muchas veces vivimos en una vorágine diaria en la que no nos damos cuenta de todas las cosas que hacemos, comemos, bebemos, y vivimos en las 24 horas que tiene un día. Pero es necesario que pongamos un freno y prestemos atención a los  aspectos que pueden marcar una diferencia en nuestra salud. No debemos olvidar que el bienestar integral está basado en el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu, por lo que debemos contribuir a éste a través de acciones que promuevan la actividad física junto a una convivencia sana y una actitud positiva.

Como  profesional de la  salud, les puedo asegurar que promover la práctica deportiva y combatir así el sedentarismo, al igual que llevar un estilo de vida saludable, es la clave para alcanzar un bienestar integral y marcar una diferencia positiva en los hábitos de cada individuo, ayudando así a conservar la salud e incluso recuperarla. Siempre vale la pena intentarlo y nunca es tarde, anímate.

1http://g-se.com/es/org/adrian-barale-capacitaciones/wiki/gastoenergetico-en-reposo

Carmen Ruiz

Licenciada en Nutrición

Latest posts by Carmen Ruiz (see all)

Compartir por Whatsapp:

Dirección: Av. Baja California No. 317, 2do. piso, Col. Hipódromo Condesa, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06100 | Tel. 7159-4369

El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook
El Punto Sobre la i Facebook